CLIMA

El Viento

Constituye el fenómeno meteorológico más importante para nuestra navegación. Siempre es bueno estar anticipado sobre la intensidad y sector del viento, chequeando distintos pronósticos.

El viento no es más que el movimiento horizontal del aire. La diferencia de insolación de las capas bajas de la atmósfera produce un contraste de presión. Siempre de un centro de alta presión (anticiclónica) se produce un movimiento de las masas de aire a uno de baja presión (ciclónica).

Las isobaras que se marca en los mapas meteorológicos son líneas de igual presión y nos ayudan a pronosticar la velocidad del viento. Como regla general podemos decir que el viento será fuerte cuando las isobaras están muy juntas y más débil a medida que se separan.

El fenómeno del viento se caracteriza por: su dirección (de donde viene) su velocidad (intensidad con que sopla) y sus ráfagas (fluctuación alrededor de un valor medio).

El instrumento que mide su velocidad se llama anemómetro, la veleta indica la dirección de donde viene el viento.

Hay anemómetros portátiles, de bolsillo que nos permiten confirmar la velocidad del viento en un lugar determinado.

La dirección del viento se expresa indicando de donde viene teniendo en cuenta los cuatro puntos cardinales.

1er cuadrante: vientos que vienen entre N y E (NE). Viento noreste.

2do cuadrante: vientos que vienen entre E y S (SE). Viento sudeste.

3er cuadrante: vientos que vienen entre S y W (SW) Viento sudoeste.

4to cuadrante: vientos que vienen entre W y N (NW) Viento noroeste.

El sector de los vientos esta dado por el abanico de las direcciones más próximas a cada punto cardinal.

Sector Norte: vientos que vienen entre el NW y NE.

Sector Este: vientos que vienen entre NE y SE.

Sector Sur: vientos que vienen entre SW y SE.

Sector Oeste: vientos que vienen entre SW y NW.

En la rosa de los vientos lo que se observa son las 16 direcciones de donde viene el viento. La unidad de intensidad del viento en la náutica es el nudo. 1 nudo es igual a una milla náutica /hora = 1,85 Km/hora.

Para pasar de nudos a Km/hora (un ejemplo práctico para una lectura del Windguru) aplicamos la siguiente regla: el doble menos el 10%. Ejemplo: 20 nudos de viento 20 x 2= 40 – 4 = 36 Km/hora.

En los boletines meteorológicos la intensidad del viento se informa según la escala de Beaufort. La misma está dividida por la fuerza de los vientos, la denominación de acuerdo a la intensidad, la velocidad en nudos, el estado del mar y olas.

La racha, es un aumento brusco de la velocidad con respecto al promedio de la velocidad media. Su velocidad suele promediar un 30 % del valor medio y suelen durar entre 15 y 20 segundos. Siempre viene seguida de un descenso del viento.

El aire en la superficie de la tierra se comporta como un fluido, cuando se estrecha su paso, este se acelera. Por eso es que debemos estar siempre atentos a cualquier línea de nubes bajas que se vean en el horizonte y avancen hacia nosotros, tras su paso el aire se acelerara sobre la superficie (viento en forma de ráfagas debajo de las nubes).

La pregunta que todos nos hacemos es la siguiente, con cuanto viento puedo navegar en un kayak autovaciable y que velocidad de viento a barlovento (de frente) vence nuestro avance.

Podemos sugerir que, con vientos de 0 a 10 nudos de velocidad, en cualquier dirección nuestra navegación será placentera y apta para cualquier principiante.

Con velocidades de 11 hasta 14 nudos nos costara un poco más, de acuerdo a la dirección y al estado del mar. Con vientos que superen los 15 nudos la navegación en un kayak abierto ya no es recomendable.

Estos ejemplos se dan con viento constante, no se toma en cuenta el valor de las ráfagas o rachas, que de acuerdo a las circunstancias serán aún mayor.

En cuanto a la velocidad del viento necesaria para frenar nuestro avance si el mismo viene de frente podemos estimarla en alrededor de 30 nudos.

Esta apreciación surge del siguiente dato, nuestra velocidad promedia unos 3 nudos x hora. Por cada 10 nudos de viento constante de frente perdemos 1 nudo de velocidad, con 30 nudos nuestro avance será nulo y si dejáramos de remar y el viento nos abatiría.

Estos datos son relativos, mucho tiene que ver el estado del agua, si es mar abierto o un ámbito cerrado, como una laguna, el perfil del kayak, el tipo de pala y nuestro estado físico, pero por arriba de los 50 kilometro/hora de viento de proa en un kayak abierto no se avanza.

Este dato nos tiene que servir para planificar nuestras salidas, calculando muy bien la dirección del viento y su intensidad a nuestro regreso.

Como habrán visto el viento es uno de los datos más importantes que debemos tener en cuenta siempre para nuestra navegación en kayak, no solo por el abatimiento que produce sobre el rumbo de nuestra embarcación, sino también por el efecto que causa sobre la superficie del agua, las olas.

(Visitada 140 veces, 5 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 315 - Today Page Visits: 1
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin