NAVEGACIÓN

Navegar con niebla

kayak-NavegarConNiebla-00

En situación de niebla la navegación en kayak está totalmente vedada para nosotros. Este fenómeno meteorológico trae dos peligros potenciales: primero la orientación de nuestro rumbo, por eso la recomendación de llevar siempre una brújula o compas y si se puede contar con un G.P.S de apoyo mejor. Segundo el peligro de ser abordados por una embarcación mayor, en zonas de pesca de arrastre o lugares de mucho tráfico cerca de puertos o canales navegables, (mantenerse siempre apartados).

Si estuviéramos fondeados el riesgo se potenciaría aún más. Para estos casos las bocinas de gas presurizado, fáciles de transportar, se convertirán en nuestra única opción audible para llamar la atención. De tener algún tipo de iluminación auxiliar, tipo todo horizonte o hasta una de vincha con linterna para apoyo tendríamos que encenderla ante dicha circunstancia.

Debemos aclarar que la dispersión de la luz en las partículas de agua que forman la niebla favorece la visibilidad en longitudes de bandas amarillas, utilizadas en faros y luces antiniebla. Recomiendo que la luz estanca todo horizonte sea amarilla para poder servirnos también en estos casos.

Hay que considerar también que de haber niebla cerrada los sonidos se distorsionan a causa de una mala propagación de las ondas. En el mar querer orientarnos por el ruido de la rompiente puede llegar a ser engañoso, no solo por la mala propagación del sonido, sino porque los días de niebla generalmente coinciden con situaciones meteorológicas de poco viento y en coincidencia con escasa rompiente.

En situaciones de niebla muy cerrada y nubosidad abundante la señal del G.P.S se puede ver perjudicada, en particular con niebla nunca me ha pasado pero si he tenido perdida de recepción del satélite con abundante nubosidad. De todos modos se insiste hasta lograr la recepción, son episodios transitorios.

Los diferentes tipos de niebla los podemos clasificar de acuerdo a su origen y las dividimos en cuatro grupos:

Nieblas de evaporación: Se producen generalmente en invierno cuando se evapora agua en el aire muy frio. Produce una niebla no muy espesa que se mueve cerca de la superficie del agua y parece por su aspecto una columna de humo que se mueve en forma horizontal.

Es común en zonas polares, sobre lagos y lagunas en climas fríos.

Niebla de frente caliente: Son muy fáciles de pronosticar ya que tiene relación con los frentes estacionarios de lento movimiento.

Se forman cuando llueve, y si el agua de las gotas de lluvia tiene mayor temperatura que el aire estas se evaporan, saturando el aire de vapor, son espesas y persistentes.

Nieblas de edvección: Se produce cuando una corriente de aire cálido se desplaza en forma horizontal sobre el agua más fría. Para que esto ocurra la velocidad del viento debe ser entre cinco y quince nudos. Si se mueve a menos de cinco y más de quince el aire no sufre un enfriamiento rápido, impidiendo la condensación del vapor.

Las nieblas de adveccion forman bancos espesos que se mueven lentamente, son frecuentes en zonas costeras especialmente en invierno, cuando el aire más cálido y húmedo procedente del mar se desplaza hacia la tierra más fría. En verano sucede en forma inversa, se manifiesta sobre el mar, cuando el aire más cálido de la tierra se desplaza sobre el agua más fría.

Nieblas de radiación: Se producen sobre la superficie de la tierra, en horas nocturnas o de madrugada coincidiendo con el mínimo registro de temperatura del día. Se necesita que la velocidad del viento sea muy baja con una humedad relativa alta y se dan cuando las noches son más largas y hay mayor pérdida de calor del suelo.

La regla 19 del RIPA (reglamento internacional para la previsión de abordajes) establece un protocolo a seguir de acuerdo a las características del buque en caso de niebla.

Para nosotros si el día se presentara con características de niebla nuestra navegación en kayak estaría totalmente suspendida. De sorprendernos, debemos estar preparados, evaluar la situación y ponernos en alerta. Inmediatamente orientarnos, sin perder los puntos cardinales con la ayuda de una brújula y ubicarlos en la geografía del lugar. De ser posible no permanecer fondeados, encender algún tipo de luz, si la tuviéramos como ya se explicó y permanecer muy atentos. Es conveniente también hacer uso de bocinas de gas o a embolo, en caso de contar con ellas para llamar la atención.

En caso de ser mas de un kayakista, (lo ideal son grupos de tres) mantenerse siempre unidos y a la vista. Otro tema importante es que la niebla a veces se puede ver sobre el horizonte, esto no es una señal segura, de cambiar el viento se puede cubrir todo en cuestión de minutos.

Muchas veces cometemos la imprudencia, en esto me hago cargo de salir a primeras horas de la mañana esperando que la niebla se disipe al mediodía. Es un riesgo alto.

Por último, quiero aclarar una brújula podrá orientarnos, pero no nos hará volver a ese sitio seguro para salir del mar circunscripto muchas veces a unos pocos metros, creo que ni un compás lo haría, imaginen para esto que estoy hablando de una visión que no va más allá de los diez metros, el único recurso para estos casos es el G.P.S, teniendo desde ya grabado de antemano el punto seguro de salida. Lo mejor es no arriesgarnos, ante el menor indicio de niebla suspender la actividad y si es como en este caso esperar que se disipe por completo.

(Visitada 35 veces, 1 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 139 - Today Page Visits: 1
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta