SEGURIDAD

Recomendaciones para kayakistas en lagunas

Seguridad_Lagunas

Durante el invierno es la época propicia para la pesca del pejerrey ya sea en mar o aguas interiores y año a año se va sumando a la práctica el uso del kayak como plataforma de pesca en esta atractiva práctica. Todos solemos subestimar los espejos de aguas interiores (lagunas en este caso) por creerlos  no tan riesgosos como el mar. Pero en general encierran algunos peligros para tener en cuenta.

Si hablamos en  forma más amplia no podemos dejar de mencionar como espejos de aguas interiores a los diques, reservorios artificiales de mayor profundidad que las lagunas y guardan también dos peligros potenciales, la hipotermia y el viento,  para todos los kayakistas  y toda persona que navega en embarcaciones  menores.

En particular quiero tratar en esta nota los cuidados a tener en cuenta en las lagunas, y en especial  las del ámbito Bonaerense y  en general estos cuidados  podrán ser de utilidad para todo kayakista que navegue durante el invierno en cualquier espejo de agua del  interior del país.

Conozcamos el ambiente

Las lagunas de la provincia de Buenos Aires son depósitos naturales de aguas provenientes de las lluvias. En general son poco profundas, poseen un suave declive en su cubeta,  con una media de dos metros de profundidad. Sus aguas en algunos casos podrán ser salobres, pero en general  son de agua dulce, recordar que esta es menos densa que el agua salada y flotar puede costar algo más. Sus fondos están cubiertos por sedimentos en suspensión y en algunos casos vegetación como cola de zorro y gamba rusa.

En la orilla podemos encontrar vegetación emergente (juncos), muchas veces en cantidad,  lo que hace que el lugar limpio y  seguro para ingreso y egreso a la laguna quede circunscripto solo a unos pocos metros.

Por estas latitudes templadas la amplitud térmica entre invierno y verano suele ser muy amplia. También la temperatura de las lagunas suele serlo, ya que por tratarse de superficies chicas y poco profundas estas copian en gran medida la temperatura ambiente, no así en el mar donde sus temperaturas están más reguladas por las corrientes.

Es común en días de invierno, a primera hora de la mañana encontrar temperaturas del agua en superficie de dos a tres grados lo que las convierten en caso de una inmersión en un verdadero peligro a causa de la hipotermia.

Las nieblas, como fenómeno meteorológico suelen jugarnos una mala pasada aun en ámbitos muy reducidos.

Muchas veces a primeras horas de la mañana, durante el invierno se puede ver un fenómeno típico de las películas de terror: columnas de humo ascendiendo desde el agua invadiendo todo con una pequeña neblina.

¿Aun estando el agua muy fría, como es posible? Ese humo, la neblina se produce con la llegada de los primeros fríos.

Es solo entonces que bajo ciertas circunstancias se logran las condiciones de saturación del vapor de agua en la capa de aire que se apoya sobre la laguna. En estos casos nos está mostrando aire muy frio sobre la superficie de la laguna y esos humos que podemos ver no se trata más que de neblinas circunstanciales  y no verdaderos bancos de niebla que pueden llegar a reducir por completo nuestra visión y dejarnos aislados.

Medidas y elementos de seguridad:

1º) Se deberá tener un dominio de flotación y desplazamiento en el agua, además se deberá conocer y ser hábil en la maniobra de reingreso al kayak.

2º) Ingresar siempre con chaleco salvavidas o D.A.F bien ajustado al cuerpo, llevar además como elemento s complementarios silbato y heliógrafo.

3º) Usar siempre protección térmica adecuada a la temperatura del agua y no lo a la del aire. Podrá tratarse de traje húmedo de neopreno con sus accesorios o traje seco con su indumentaria interior de protección. Nunca waders, ya sean de tela engomada o neopreno.

4º) Se deberá llevar un elemento de comunicación, en este caso celular protegido correctamente en una bolsa estanca y bien a mano.

5º) Comunicar siempre al encargado de la laguna o club náutico, Nombre Apellido, color de la embarcación,  tiempo estimado de regreso y dejar un numero de celular. En este caso de haber señal  intercambiar ambos números, concesionario y kayakista.

6º) Como protección térmica al clima se podrá lleva camperas impermeables tipo anorak termo sellada, impermeable y a prueba de filtraciones, esto es con puños, cuello y cinturón de neopreno ajustable.

7º) No se deberá navegar con vientos que superen los 16 nudos (29 kilómetros /hora). Se deberá chequear siempre al menos dos pronósticos climáticos de la zona y se evitara navegar en situación de niebla.

Seguridad complementaria

Como elementos complementarios sugeridos podemos mencionar: un cabo de remolque asegurado en la proa, un cuchillo corta cabos en lo posible protegido con su funda sobre el chaleco o D.A.F, llevar una linterna y más en invierno habiendo pocas horas de luz y en espejos muy grandes muchas veces cubiertos de vegetación emergente se hace útil algún elemento para la orientación, podrá ser brújula, compas, o G.P.S.

Es recomendable llevar una muda de ropa seca, un toallón o algo mejor y más práctico son las capas como  cambiador de toalla. Nos permiten quitarnos rápidamente el traje húmedo y no quedar tan expuestos a las bajas temperaturas.

Además se podrá llevar alimentos secos ricos en proteínas y también alguna bebida caliente en un termo. Todo esto podrá estar en tierra, a resguardo mientras que las distancias de navegación sean  cortas.

Si se desea remar algunos kilómetros mientras el espejo de agua y las condiciones lo permiten,  tendrán que llevar estos elementos dentro de una bolsa estanca sobre el kayak.

En caso de salir solo es aconsejable  llevar siempre una pala de repuesto y recordar que prefectura no tiene injerencia en las lagunas de la Pcia. de Bs.As. Los Handy de V.H.F marino no cuentan con base para la comunicación. En caso de contar con un equipo de V.H.F de banda corrida deberán informarse de la estación más cercana de bomberos o defensa civil y cuál es su frecuencia en caso de querer comunicar algún imprevisto.

Muy importante:

En caso de sufrir una  caída al agua no intenten hacer pie nunca, traten de flotar lo más perpendicular a la superficie, ya sea para recuperar el kayak y volver a ingresar o ganar la costa, evitaran así quedar atrapados en fondos fangosos y con vegetación.

Eviten ingresar en horas muy tempranas por la mañana durante el invierno, recuerden que el agua se puede encontrar a un solo par de grados. Esperen las horas cercanas al medio día y en particular traten de buscar jornadas soleadas.

Se da por descontado  que toda persona que ingresa con un kayak a una laguna conoce la maniobra de reingreso al kayak y sabe nadar.

 

Horacio N. Soldati autor del libro EL KAYAK AUTOVACIABLE

(Visitada 49 veces, 1 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 138 - Today Page Visits: 2
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta