NOTAS DE INTERES

Buen arranque de temporada ( noviembre 2018)

Todas las especies que se pueden pescar sobre el litoral atlántico a no más de una milla de distancia de la costa tienen una marcada estacionalidad, pero la mayor concurrencia se da en la primavera y verano. Coincidentemente esa  época del año nos brinda los mejores momentos  para disfrutar de la pesca en kayak.

Algunos peces aparecen  en todo tipo de fondo, como el pejerrey o la pescadilla. Otros prefieren fondos duros, como el salmón, besugo o mero, lo que hace que tengamos que conocer en gran medida la zona en la cual vamos a realizar nuestra pesca, si es que vamos a buscar solo algunas especies determinadas.

Conocer  que ámbito habitan, en que época del año hacen su aparición y cuál es la mejor técnica de  pesca  marca la diferencia de nuestro éxito.

ATRÁS DE LAS CORVINAS

En este caso mi búsqueda estaba centrada en las primeras corvinas de la temporada, con una aparición muy temprana dada este año a fines de agosto con algunas capturas por parte de algunos colegas  y la pesca realizada por parte de un par de lanchas amarillas en la boca del puerto con más de 500 cajones en un día, todos de buenos ejemplares de corvinas. Todo esto me puso en aviso de la incipiente aparición de la especie.

Es sabido que a diferencia de otros peces la corvina rubia se adapta a todo tipo de fondo: fango, arena, piedra o mixto. Se suele acercar mucho a la costa en busca de mejillones, almejas y  lombrices de mar. Pueden andar solas o en cardúmenes, de esta última forma  se suelen encontrar las llamadas roncadoras, ejemplares de tallas pequeñas y muy agrupadas, muchas veces en gran número.

Muchos años atrás las corvinas hacían su aparición franca en el mes de noviembre sobre el  litoral bonaerense con sus tres especies, corvina rubia, negra y de perita. De las tres especies solo la rubia hoy puebla las aguas de la costa. La negra  solo se encuentra en algunos lugares puntuales y en tallas menores.

Se está observando también  que la corvina rubia se retira cada vez más tarde, casi a fines de mayo y hace su aparición a principios de primavera, apreciando también algunas capturas esporádicas durante los meses de invierno en lugares muy reparados como la bahía de la playa Bristol de la ciudad de Mar del Plata.

Debido a la intensa explotación  de la que es objeto por parte de la flota pesquera, cuyo único destino de las capturas son los mercados de China y África,  ha disminuido notablemente  la abundancia  de corvinas rubias en la zona costera y los portes promedio son cada vez más pequeños. En su vida adulta la corvina rubia puede pasar los 60 cm de largo y pesar algo más de 5 kilogramos. En promedio hoy por hoy  andan en los 2.5 kilogramos  (como buenos ejemplares) las que superan los 3 kilogramos son capturas excepcionales y más de 5 kilogramos verdaderos trofeos.

La idea en principio fue testear dos lugares muy rendidores para esta especie, uno Santa Clara del Mar más precisamente en la zona denominada el Morro, el otro lugar, frente al club de pesca Mar del Plata a unos 400 o 500 metros de distancia, siempre frente al Club y no más lejos de este, es  otro lugar emblemático para el kayakfishing  por su fácil ingreso  y su abundante pesca variada.

Podríamos mencionar también Mar Chiquita o playa Sunrider de Mar del Plata como excelentes pesqueros para tener en cuenta, no solo para esta especie sino para la práctica del kayakfishing en general.

A medida que va transcurriendo la temporada para fines de octubre y principios de noviembre la corvina rubia la podemos encontrar en toda la costa, independientemente del lugar y el fondo. Cuando llega el verano en los meses más cálidos enero, febrero es común  que los buenos pesqueros mencionados anteriormente se pueblen de ejemplares muy chicos, roncadoras. Hay una frase acuñada que es casi un dicho en los pescadores de la zona y dice: las primeras y las ultimas son las más grandes.

LA MEJOR TECNICA

La corvina es desconfiada por naturaleza, hay que dejarla que coma sin ofrecerle resistencia para luego cañar con fuerza para clavarla y preparase para sus corridas y cabeceos. Realmente ofrecen muy buena pelea, con equipos livianos se puede desfrutar de una verdadera pesca deportiva de calidad.

Ejemplares cercanos a los 3 kilogramos de peso  pueden llegar tranquilamente a mover nuestro kayak  y cambiarlo de posición, verdaderamente defienden su vida  con toda su fuerza.

Para intentar su captura no hará falta alejarse mucho de la costa, es conveniente trabajar siempre con la estrella del reel algo floja y con el dedo pulgar frenar el carretel  (en caso de ser rotativo)  ante las sucesivas corridas. También  es recomendable una pita  o cabo atado a la caña, ante un descuido, no solo por una caída accidental, una primera corrida de un buen ejemplar pueden sacarnos una pequeña caña de las manos si estamos desprevenidos.

En cuanto aparejo, es recomendable uno de pesca variada con dos anzuelos Nº 4 y brazoladas corta del nailon del 0.60  y un plomo de 120 gramos para que fondee bien la línea. Si podemos conseguir plomadas pasantes mucho mejor para que trabaje bien a fondo el ultimo anzuelo. Es que la corvina va en busca de su alimento escarbando el fondo, es común verlas en la pantalla del ecosonda como marcan la trayectoria picando los fondos duros en busca de mejillones.

Como carnada podemos mencionar lombriz de mar, langostino, cangrejo, camarón, anchoa, magru y calamareti. De la primera a la última ordenada por su efectividad. Cabe destacar que estando en cardúmenes ataca perfectamente artificiales blandos y jig. En las costas Uruguayas, por el lado de la brava en las rompientes que dan sobre las piedras se las suele pescar con Fly.

La técnica en si, por estas zonas es una pesca de fondo y de espera, conviene movernos con el kayak después de unos 15 0 20 minutos si es que no tuvimos ninguna respuesta. Siempre haciendo uso del fondeo perfectamente armado y completo, corriéndonos no más de 100 a 200 metros buscando otros lugares hasta encontrar respuestas.

 

UN CAMBIO DE ESTRATEGIA

Mi primer intento fue en Santa Clara del Mar, localidad cercana a Mar del Plata. Se encuentra camino a Mar Chiquita tomando por la ruta 11. Es un sitio muy recomendable para la variada de costa, con buena pesca  y  muy abundante durante todo el año.

Una vez en Santa Clara el point elegido fue el Morro, así se lo conoce. Se ubica saliendo de la primera escollera donde comienza el balneario  unos 300 metros  rumbo sur y a 400 metros  distante a  la costa. Además la escollera ofrece buen reparo para los kayaks y es un sitio muy concurrido por pescadores de costa.

El point es una zona mixta de piedra y arena  muy rendidora, conocida por todos los que practicamos el kayakfishing  por los buenos rindes de corvinas y pescadillas.

El problema se me presento al poco tiempo de comenzar mi pesca estando fondeado. Yo iba por las corvinas y no por un ataque de pescadillas, al pasar los minutos la zona se va cebando atrayendo a cardúmenes de pescadillas de todos los tamaños. Es que en la primavera es donde mayor aparición hace esa especie sobre la costa.

Me vi obligado a cambiar muchas veces de posición, dejando de encarnar  en el azuelo superior ya que la pescadilla toma generalmente a un metro sobre el suelo.

En la segunda oportunidad me dirigí a las playas del centro de la ciudad de Mar del Plata, mas precisamente frente al Club de pesca Mar del Plata, entrando por la bajada del Torreón y remando aprox. unos 600 metros hasta ubicarme frente al espigón a uno 400 metros de él.

Esta vez use un solo anzuelo con plomo pasante, bien a fondo. Como única carnada  langostino ya que la anchoa por el aceite que despide atrae mucho a las pescadillas. Podían verse los cardúmenes de pescadillas en la eco pasando a mitad de agua pero solo tuve un par de capturas esporádicas. En cambio logre unas cuantas corvinas, brótolas,  una raya moteada y un magnifico ejemplar de melgacho o pez guitarra de más de 6 kilos de peso (como verán todas especies de fondo). También tuve que luchar con un par de congrios arriba del kayak, a tener mucho cuidado con su mordida ya que ejemplares grandes  pueden llegar a causarnos mucho daño.

La primera salida fue a fines de setiembre y la segunda a principios de octubre. Ambos días con condiciones climatológicas ideales, lo que se dice días elegidos para la práctica del kayakfishing.

Además los días previos a las dos salidas de pesca ya marcaban una mejoría  en cuanto al clima y las condiciones del mar, lo que hace en gran medida que los peces arrimen a la costa.

Muy satisfecho  por la captura de  algunos ejemplares para la parrilla, algunas exquisitas brótolas y ese magnífico ejemplar de melgacho que podrán imaginarse la pelea que dio con un equipo liviano. Con un buen arranque de temporada  me despido hasta la próxima sin dejar de pensar en lo que se viene, anchoas de banco, palometas, cazones, bacotas, pez limón, en fin todo un desafío para la pesca en kayak.

 

(Visitada 38 veces, 1 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 181 - Today Page Visits: 1
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin