NAVEGACIÓN

Que vemos de noche

QueVemosDeNoche-00

Si nos referimos a las medidas de seguridad para botes a remo, la ordenanza expresa en el artículo 4.4.6 una linterna o farol de luz blanca todo horizonte cuando se navegue en horario nocturno.

Es de suponer que el artículo se refiere principalmente al ámbito fluvial. Imaginen por ejemplo en el Delta del Paraná donde muchas veces un bote a remo es el único medio de movilización que tienen los isleños.

En la jurisdicción del litoral atlántico la navegación nocturna a remo no está permitida. Pero es bueno saber que se ve de noche sobre el mar. Las luces de los barcos, canales puertos, boyas, balizas faros, conocer sus significados y que nos dicen.

Espero que nadie que haya leído este artículo tenga que recordarlo por estar perdido sobre el kayak en horas de la noche, pero al menos creo que suma un conocimiento más de náutica a nuestra actividad.

Los colores de luces que vemos sobre el mar de noche son cuatro: rojo, verde amarillo y blanco. No son por decoración, tienen un significado como norma internacional de lectura.

El color rojo como norma en cualquier tipo de barco marca la banda de babor (izquierda) mirando de popa a proa. El color verde la de estribor, lado derecho de la embarcación. Ambas luces con un ángulo de refracción de 112.5 grados para cada lado. Esto nos estará indicando en total oscuridad si su paso es de derecha a izquierda o de izquierda a derecha.

El color rojo y verde también se usa en los buques en forma combinada para marcar sobre el mástil de tope, punto más alto la maniobra del barco. Por ejemplo: Lo más común de ver en nuestras costas son los buques pesqueros en tareas de arrastre de red, maniobra restringida (tienen prioridad de paso y no se apartan de su rumbo) y la configuración en el mástil será luz verde a tope seguida de una luz blanca por debajo, ambas todo horizonte 360 grados.

Además, la luz roja y verde marca la salida y entrada a puertos o vías navegables. En estos casos la salida del puerto o del canal a aguas abiertas tiene que coincidir con la luz del barco que está saliendo. Por ejemplo, la escollera sur del puerto de Mar del Plata tiene una luz verde y en la escollera norte una luz roja. Cuando un buque sale de puerto, su luz verde de estribor (lado derecho) coincide con la luz verde de aviso de salida del puerto. En el Rio de la Plata se pueden ver muchos kilómetros señalizados con luz verde y roja indicando la hidro via y el canal Emilio Mitre.

Cuando un buque entra a puerto o toma un canal de acceso sus luces se encuentran en forma contraria (luz verde de estribor del barco con luz roja del boyado o como se encuentre señalizado el canal). Este tipo de señalizaciones nos podrá advertir que estamos ingresando a una zona de tráfico marítimo, ya sea por las luces que vemos de noche, verdes y rojas o por los colores que llevan pintadas las balizas de señalización.

Ya que esta podemos aclarar la diferencia que hay entre boya, baliza y faro. Todos estos son elementos de señalización que podemos encontrar en cualquier lugar del mar y vía navegable. Sirven para señalizar peligros tales como naufragios, piedras, restingas, pasos obligados (cardinales) canales navegables, puertos, etc.

Las boyas son cuerpos flotantes adheridos al fondo de distinta forma y color, pueden ser ciegas o luminosas.

Las balizas son estructuras fijas, también llevan colores y algunas pueden llevar letreros indicando número y nombre.

Los faros en cambio son grandes estructuras luminosas y cada uno con sus propias particularidades, destello de luz, alcance y altura. Todos estos datos se encuentran detallados en la carta náutica correspondiente. De día son excelentes referentes como puntos notables para nuestra navegación en kayak. Es bueno aclarar que las boyas y balizas no está permitido usarlas como amarra, salvo que se trate de una boya de amarre en algún club náutico y con su debido permiso.

Volviendo a la navegación nocturna sabemos distinguir entonces la luz roja y verde de cualquier buque o baliza. La luz amarilla podrá ser vista como luz todo horizonte en cualquier embarcación de menos de 7 metros de eslora ya que no son obligatorias las luces de banda. Embarcaciones mayores exhibirán las luces de banda (roja y verde) cuando este navegando, una luz blanca de tope hacia proa (225 grados) y una luz blanca de alcance en popa llamada luz de estela (135 grados).

Cuando la embarcación se encuentra fondeada exhibirá una sola luz blanca a tope de mástil todo horizonte. Buques más grandes con dos mástiles tendrán el agregado de una segunda luz de tope hacia proa en el segundo mástil.

Las luces blancas que podremos observar muchas veces sobre el mar (muy fuertes por cierto y bien definidas) corresponde a los buques poteros dedicados a la captura del calamar. Estos barcos no navegan con esta configuración, sabremos entonces que están fondeados en tareas de pesca o acondicionando la embarcación detenida.

En cuanto a nosotros, lo principal en situaciones de escasa visibilidad es evitar el riesgo de abordaje por una embarcación mayor. Debemos llevar una luz blanca todo horizonte en la parte más alta del kayak. Un pequeño mástil de P.V.C en algún imbornal podría ser la solución.

Las luces de vincha muy útiles para desenvolvernos arriba del kayak no alcanzan ya que por su acotado radio no podrán ser bien vistas.

Las luces estroboscópicas que poseen algunas linternas o destella dores tipo ACR usados en los chalecos serán empleados únicamente en caso de emergencia, ya que podrían traer confusiones a las demás embarcaciones. Todos los elementos lumínicos que llevamos sobre el kayak deberán ser estancos, seguros y con buena duración horaria.

No hago mención de las bengalas ya que su uso es solamente en caso de emergencia y por el momento no está reglamentado para los kayaks.

(Visitada 113 veces, 3 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 340 - Today Page Visits: 3
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin