SEGURIDAD

Ballena Franca Austral

BallenasEnMiramar-00

Cada año es más creciente la presencia de estos cetáceos en las costas Bonaerenses. El litoral de la provincia se convirtió en un corredor biológico ya que conecta las dos únicas agrupaciones reproductivas de esta especie, una ubicada al sur del Brasil y la otra en Península de Valdés.

Hay un aumento sostenido de avistajes desde la costa en las últimas décadas. Hoy el 70 por ciento son al menos grupos de dos o tres ejemplares.

Desde fines de mayo hasta principios de diciembre se pueden observar frente a Mar del Plata una mayor concentración de ballenas en el periodo de agosto a octubre.

La Ballena Franca Austral puede llegar a medir 15 metros de largo con un peso aproximado de 47 toneladas. Son animales filtradores, su dieta está compuesta por copépodos y krill, por suerte no estamos en su menú.

No poseen aleta dorsal, lo que vemos muchas veces que sacan del agua es la aleta caudal. Suelen dejarla un rato a merced del viento, como un juego.

Es fácil de observar en ejemplares grandes la cabeza cubierta de callosidades. Como patrones únicos de cada animal les sirven a los científicos para su identificación y seguimiento.

Actualmente la población mundial no excede los 10000 ejemplares.

La Argentina le ha otorgado a esta especie el máximo de protección legal. El riesgo más grande que corren en este momento es el de colisionar con embarcaciones debido al tráfico naviero o el de quedar atrapadas en alguna red.

Son animales muy curiosos, sociables y se puede ver que les gusta jugar y lo disfrutan. Pero es bueno conocer algunas recomendaciones por si estamos navegando en kayak y nos encontramos cerca de ellas.

El único incidente que ha ocurrido por la zona fue cuando una ballena se enredo con el cabo de fondeo, hundió el kayak y el palista fue a parar al agua. Por suerte pudo cortar el cabo del fondeo con el cuchillo, liberar el kayak y volver a la costa. El relato esta contado por el mismo protagonista en el libro El Kayak Autovaciable.

El otro incidente, algo mas grave, fue en California cuando una ballena salto y cayo arriba de un kayak doble con dos ocupantes. Milagrosamente se salvaron, perdieron el kayak pero regresaron a la costa nadando.

Quizás hayan existidos otros incidentes, pero de mi parte no guardo ningún registro. Por lo que podemos ver, el tema de la distancia es fundamental. Si bien no son animales violentos no vale la pena acercarse a menos de treinta metros, primero para no molestarlos y segundo es común que salten (con medio cuerpo afuera del agua) y se dejen caer libremente.

Es bueno recordar que no tienen visión de frente, siempre es mejor permanecer de costado.

En todo momento que se observe la presencia cercana de ballenas, debemos recoger el fondeo por riesgo de enredarnos. Nadie querrá terminar como el cazador de Mobi Dick, enredado y paseando atados a ellas.

Si bien son animales de lento desplazamiento una vez que se sumergen es difícil calcular donde saldrán a tomar aire. Estando fondeados pescando nuestra perturbación es mínima como para poder ser advertidos por una ballena nadando de frente a nuestra dirección.

Debemos estar atentos en todo momento y como dije anteriormente mantener siempre una distancia prudencial.

(Visitada 9 veces, 1 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 69 - Today Page Visits: 1
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Deja una respuesta