PESCA

PESCA DEL PEJERREY DE AGUA DULCE EN KAYAK

KayakAutovaciable-CapturaDePejerrey
Odontesthes Bonariensis

Esta actividad se puede llevar a cabo en distintos ámbitos como lagunas, ríos y embalses. Sin dudas es la pesca que más seguidores tiene en nuestro país. Su carne es muy sabrosa, su fisonomía es agradable y su manipuleo desde un kayak no entraña ningún peligro.

 La distribución de esta especie es muy amplia ya que se aclimata muy bien, presentando diferencias morfológicas que los distinguen en cada zona.

La coloración más o menos oscura del lomo se debe al grado de insolación del hábitat donde vive. Aguas transparentes y bajas dan lomos oscuros y zonas profundas de aguas turbias ejemplares claros.

 Su pesca se puede realizar prácticamente durante todo el año salvo en épocas de veda. Es un pez que se activa en días frescos, pero no con el agua muy fría. El rango ideal de temperatura es de los 11 a 16 grados y prefiere las aguas bien oxigenadas, por eso un poco de brisa que rice el agua de la superficie es ideal para que el pejerrey suba y tome sobre las líneas de flote.

Es un pez que busca dentro de la columna de agua su confort, en cuanto a temperatura y oxígeno. Esto hace que se tenga que buscar muy bien la profundidad del pique y algunos detalles más, como la carnada, tamaño del anzuelo y hasta el largo de la brazolada marcan muchas veces la diferencia entre el éxito y el fracaso de su pesca.

Muchas veces pareciera que algunas de las lagunas, en particular las de la Provincia de Buenos Aires están en pleno auge, en cuanto a calidad y cantidad de pescado, y año tras año esto va cambiando, obligando al pescador a estar muy atentos para saber advertir en cual se da el mejor pique.

En nuestro caso debemos informarnos, además si la laguna que vamos a visitar permite la navegación en kayak, ya que muchas son privadas y por una cuestión de responsabilidad no lo permiten.

La variable de las capturas en un espejo de agua se debe a la reducción del número de peces y estos al tener más alimento pican menos. Por otra parte, se desarrollan más y dan nuevas crías que ávidas de alimento comienzan a ser competencia y el pique comienza a reactivase nuevamente.

Generalmente son periodos que tardan dos años y es cuando el pejerrey llega a una talla aprox. de 24 cm y ya alcanzo su madurez sexual.

En ámbitos cerrados como lagos, diques y lagunas, la población de ejemplares depende muchas veces a entes provinciales de piscicultura que realizan siembras anuales de alevines. Dicho esfuerzo exige de nuestra parte respetar las cuotas de capturas, los periodos de veda y la talla mínima a devolver, que casi en todos los casos es de 24 cm.

El equipo

Como se imaginarán lo practico en el kayak tiene que ser una norma, y de ninguna manera nos podemos complicar con una caña y línea demasiado larga, imposible de manejar. 

Por otra parte, la sutileza del equipo es el punto primordial de esta pesca.

Como caña podremos usar las de tipo telescópica de no más de 3 metros de largo (9 pies) o cañas para spinning liviano de 2 a 8 libras, en uno o varios tramos con buena acción de punta y en largos que no superen los 2,6 metros.

Si armamos la caña desde el kayak debemos hacerlo con mucho cuidado, en especial las del tipo telescópicas. Primero debemos colocarle el reel que debe ser frontal, pequeño, con el mayor número de rulemanes posible.

Luego pasaremos la línea por cada pasa hilo, generalmente con un lazo al final ya que rara vez pasa un mosquetón pequeño por la puntera. Paso seguido colocamos el mosquetón con esmerillo asegurado a la línea de pesca que fuéramos a usar y con cuidado vamos armando la caña de la puntera hacia atrás a medida que vamos desplegando la línea de pesca desde el Telgopor.

Las cañas de spinning, siendo más cortas, generalmente son más sencillas de armar arriba del kayak. Como esta pesca se realiza en ambientes calmos como lagunas y diques y grandes ríos como el de La Plata, si las condiciones de estos ambientes fuera muy buena se podría entrar con las cañas armadas previamente, pero para esto debemos contar con algunos cañeros instalados en el kayak.

Líneas y boyas

El ingenio supo crear un sinnúmero de líneas y boyas que se adaptan mejor a cada ámbito de pesca. Es así que podemos encontrar muchos modelos de líneas, entre las de flote y armadas con distintas boyas, las de semi flote tipo chiripa, paternóster de acción vertical con boya regulada o con un plomo para fondo, etc. 

En todos los casos la línea no debe superar nunca el largo que existe entre la puntera de la caña y el reel. Se deberá optar muchas veces por solo dos anzuelos solamente, si las brazoladas debieran de ser largas, en estos casos sugiero lastrar los anzuelos con una mínima munición partida.

En cuanto a las boyas dado a que nuestro punto de vista desde el kayak suele ser algo más acotado que desde un bote, debido a la altura, esto hace que tengamos que trabajar muchas veces con boyas un poco más grandes y jugar bien con los colores.

Las boyas si tienen una menor resistencia al pique debido a su tamaño, mejor, pero si no la vemos bien no nos sirve de nada.

 Recuerden que los colores oscuros y el negro en particular se ven bien para cuando el sol esta de frente. Los colores fluo, naranja, amarillo con el sol alto o en la espalda y en días de escasa visibilidad los colores blanco y naranja muy claro son los mejores. 

Ser un buen observador en esta pesca tiene sus ventajas, muchas veces cuando pescamos de flote algunos colores de las boyas rinden más que otros. Resulta que los pejerreyes bajo ciertas circunstancias se sienten atraídos por algunos colores.

Líneas para pescar en kayak

Aconsejo siempre llevar estas dos líneas como mínimo para la pesca del pejerrey en lagunas. Primera un paternóster de tres anzuelos con brzoladas no muy largas con un par de plomadas.

Las plomadas: una será pesada para trabajar a fondo y la otra mínima, acorde a una boya zanahoria o palito que se pueda quitar o poner al comienzo del paternóster con la línea del reel.

La otra línea será una de flote con dos boyas tipo yoyo y una tercera tipo tramposa, al final de la línea, entre dos nudos corredizos antes de la boya impulsora.

Recuerden siempre que los largos de las líneas estarán dados por la distancia que exista entre la punta de la caña y el reel de la misma.

Es bueno usar siempre para la confección nylon de buena calidad y bien blando, sedoso, que no tenga memoria.

Los nudos deberán ser de buena confección (aconsejo usar nudos locos para los anzuelos) y les dejo un último Tips sobre el tema, lleven siempre una brazolada con anzuelo de más en el mismo Telgopor de cada línea para reposición en caso de corte o cuando se deteriora alguna de ellas.

La carnada

Para esta pesca es muy importante conocer que carnada va mejor con este pez de acuerdo a cada ámbito de pesca.

En general la carnada más aceptada en agua dulce y en las lagunas bonaerenses es la mojarra viva. Esto nos hará llevar un balde porta mojarras para poder cambiarles el agua y mantenerlas vivas, en forma bien asegurado arriba del kayak.

También, si no quieren complicarse la mojarra conservada en sal y azúcar (por partes iguales) puede rendir bien, si el pejerrey no es tan selectivo y mientras la mojarra no haya perdido el color. En todos los casos recuerden de encarnar siempre de forma que la muerte del anzuelo quede cerca de la cabeza de la mojarra.

La carnada blanca cortada en tiritas también se podrá usar. Para esto se tendrán que descamar filetes de dientudo, mojarron y el mismo pejerrey y siempre conservarlos en un lugar fresco.

La lombriz de tierra, carnada universal en agua dulce, también es muy efectiva, pero tiene el inconveniente que atrae mucho al dientudo.

El filete de dientudo, coloreado y conservado en aceite de pescado es una muy buena carnada y practica para manipular arriba del kayak. En todos los casos también se podrán hacer atractivas combinaciones de mojarra y filete o filete y lombriz, en el caso que queramos llamar más la atención del pez.

Otras carnadas, menos conocidas, pero igual muy efectivas en sus respectivos ámbitos son el camarón, la isoca y las larvas de mosca o asticot.

En cuanto a la ceba la misma es contraproducente en ámbitos cerrados, como lagunas y diques ya que contamina el agua y termina estropeando el medio ambiente. Solo se podrá cebar en ríos grandes, como el de la Plata y para estos casos lo mejor es usar caballa diluida en aceite.

Como fondear para esta pesca

Generalmente, como los ámbitos de pesca son poco profundos no tendremos que llevar muchos metros de cabo para el fondeo. En ámbitos cerrados sean muy cuidadosos cuando bajen el ancla, realicen la tarea con la menor perturbación posible. Tratándose de un kayak se podrá fondear de popa, para tener la proa libre.

Para evitar el borneo por la acción del viento, tan molesto cuando pescamos de flote lo ideal es el uso de un muerto.

Para los que no lo conocen esto consta de un peso que se arroja en el lado opuesto al fondeo con un cabo corto en forma vertical.

Para nuestro kayak bastara con dos kilogramos de algún objeto contundente que se pueda hacer firme a un cabo de seis milímetros.  

Cuando el kayak es más largo de eslora, más se notará el efecto.

Pesca al garete

Esta técnica consiste en dejar el kayak a la deriva la línea de la caña tendrá que derivar en forma pareja, sobre la superficie, si es necesario soltando hilo del reel. De esta forma logramos peinar una gran superficie de agua.

Una forma práctica de controlar la deriva es dejando el ancla cerrada, con muy poco cabo, casi rozando el fondo de cualquiera de las manijas que están sobre las bandas del kayak, ya sea la de estribor o babor.

Con el uso de un ancla de capa nos permite regular muy bien la deriva y producir el frenado de la embarcación aun con un poco de viento.

En este caso se podrá usar tanto de proa como de popa sustituyendo a el ancla de fondo con unos pocos metros de cabo para que trabaje bien.

Ancla de Capa

Tips y recomendaciones

Cuando realicen el encarne de los anzuelos asegúrense de tener las manos bien limpias, olores como los del tabaco, repelente de insectos, protector solar, etc. Son rechazados muchas veces por los peces.

Cambien la carnada después de dos o tres lances, la misma se lava y pierde su efecto. No usen mojarras muertas que hayan perdido el color por falta de oxígeno, no sirven. Sean exigentes con la calidad y la frescura de la misma.

Busquen el pique, cambien de línea, de profundidad y de carnada, si pueden. Esta es una pesca que requiere estar muy atentos a los detalles y si no tiene respuesta durante 30 minutos aproximadamente, cambien de lugar. Parece una pesca apacible, pero requiere mucho trabajo para tener buenos resultados. 

El pejerrey, salvo que salga tragado, no siempre se clava solo, en el momento oportuno realicen la clavada en forma firme, hacia atrás, recogiendo la línea en forma continua, sin dejar nunca el hilo suelto.

Calculen bien, sentados desde el kayak, la altura de la pieza o el anzuelo a encarnar para que llegue cómoda a nuestra posición regulando el largo de la línea que se recoge.

En las lagunas, un buen lugar de pesca suele ser donde muere el viento y el agua junta más partículas, sedimentos y oxígeno.

No olviden de llevar un copo, por si el tamaño de los ejemplares es grande, nunca se sabe. Además, una pinza saca anzuelos por si alguno sale tragado.

(imagen pp9 copo y pinaza saca anzuelos)

(Visitada 253 veces, 17 Visitas de hoy.)
Total Page Visits: 392 - Today Page Visits: 6
Libro el Kayak Autovaciable
Anunciantes
Nos Acompañan
Venta Directa
Artículo Destacado
Notas destacadas de la Embarcación
Notas destacadas de Seguridad
Notas destacadas de Navegación
Notas destacadas de Meteorología
Notas destacadas de Pesca
Notas más populares
Total Website Visits: 129864